ALFORFON COMENTA TUS PELÍCULAS

jueves, 15 de febrero de 2007

Ases Calientes, afianzando el cine "Tarantiniano"

Gracias a películas como Ases Calientes podemos decir que el cine "Tarantiniano" todavía sigue presente. Afortunadamente se ha terminado la época en la que ese estilo estaba de moda y era la excusa ideal para hacer una película porque atraía mucha audiencia...Pero hoy en día, ya son pocas las películas que se hacen de este tipo (afortunadamente, antes cansaba ya tanta poca originalidad) y las que salen se aprecian más que antes.
Ases calientes rememora a la mafia moderna con esos ápices de vicio e inmadurez por parte de los grandes jefazos, dónde la sangre, las armas y la gente sin escrúpulos. La película más que una gran obra, es un entretenimiento que viene bien de vez en cuando...tintes de humor sarcástico y un interés que mantiene viva la película en todo momento...a pesar de que al final te defrauda un poco. Los protagonistas destacados (Ray Liotta, Andy garcia y Ben Affleck) cumplen, a secas; ninguno destaca de entre los demás.
Destacar que es la segunda película dirigida por Joe Carnahan quién, tras hacer Narc y este nuevo estreno, empieza a afianzar su propio estilo...muy al estilo Tarantino, pero con detalles de Brian de Palma(Snake Eyes) y Guy Ritchie (Snatch, Cerdos y Diamantes).
En conclusión, una película entretenida recomendable y apta para pasar un buen rato...con todos los ingredientes para el tipo de gente que, como yo, admira este estilo de cine negro modernizado con detalles "Tarantinianos". Pero de ahí no pasa...así que no os esperéis una obra maestra.

El Alforfón

martes, 13 de febrero de 2007

Casino Royale, El "quiero y no puedo" en una gran película

Sin ninguna duda, Casino Royale me pareció muy buena película, de las mejores que he visto últimamente, ya tanto de James Bond como de thrillers... La tensión del filme es muy vibrante, la acción se llega a vivir y la película te sorprende con situaciones que no te esperas...sin duda en ese aspecto la película está muy bien; muy interesante.

Ahora sí, la película tiene unos errores bastante destacados. Cuando ves la película el protagonista es todo menos James Bond: Falta de estilo, no sabe vestir, físico de matón, bruto, mal espía, poco discreto...pero hombre, desde cuando una chica esoge el smokin a James Bond, por Dios! Digamos que rompe los moldes del clásico James Bond; algo que tanto a mi como a muchos admiradores de James Bond nos molesta mucho.

Parece que el director de este filme se infectó con lo que llamo el "síndrome Mann": dígase del síndrome que inauguró Anthony Mann y que consiste en ser totalmente nulo a la hora de escoger actor principal a pesar de que el filme es muy bueno; dígase Collin Farrel en Miami Vice o Tom Cruise en Collateral; y ahora el "no-se-gesticular" o "soy-todo-menos-un-hombre-con-estilo" Daniel Craig.

En resumen; una gran película de 10 si estuviesemos hablando de un superagente corriente...porque si le quitas el título y cambias el nombre del protagonista puedes pensar en cualquier personaje menos en Bond, cosa que en el resto de la secuela, sin ninguna duda, identificabas al protagonista. Eso para mi es lo más importante.

¡Si seguimos así, el próximo James Bond será Stallone!


El Alforfón